Hoy 22 de abrl de 2020, en el Día Internacional de la Madre Tierra, estábamos convocados para celebrar nuestras VII jornadas de dinamización agroecológica en la UAM, momento en el que nos encontramos buena parte de las personas vinculadas a la Red Terrae en distintos municipios del Estado.

Lamentablemente nos hemos visto recluidos por la crisis sanitaria del COVID-19, pero no por ello parados en el trabajo de repensar y rediseñar estrategias territoriales que nos acerquen a otros modelos más responsables social y medioambientalmente como se plantean desde el enfoque agroecológico.

Volver a las tierras, a recuperar esos terrenos abandonados, fue el origen de nuestra asociación intermunicipal Red TERRAE que venimos gestionando, desde 2012, el banco de tierras agroecológicas.

 

Tras estos años de recorrido, podemos afirmar que existe una demanda constante de acceso a la tierra, el número de usuarios ha seguido una curva ascendente al igual que el aumento de demandas. Seguimos teniendo una gran tarea desde las administraciones locales en seguir este ritmo de demanda y trabajar en la oferta de  tierras. Para ello desde Terrae se movilizan a los ayuntamientos socios y se firman convenios con otras entidades para animar a incluir estos recursos, y también en estos años han surgido bastantes particulares que se están animando a poner en valor este patrimonio abandonado.

También podemos afirmar que para conseguir activar esta “emigración inversa” ciudad-campo, se requieren nuevas estrategias de formación y de acceso a la tierra. Nadie discute que para cualificar a una persona como médico o como ingeniero son necesarios cerca de 8 años de formación y prácticas. Igual ocurre con el proceso de formar a personas “urbanitas” que desean convertirse en agricultores y/o ganaderos, y más aún si apuestan por el enfoque agroecológico que supone reconstruir y rediseñar equilibrios en los agrosistemas, y al mismo tiempo innovar y formarse en la comercialización en circuito corto y atender las demandas de un consumidor responsable.

La Escuela ItÍNERA es un proyecto de la Red de municipios agroecológicos TERRAE, el Instituto Madrileño de Desarrollo Rural (IMIDRA), Universidad Autónoma de Madrid (UAM), Asociación Unida de Productores Agroecológicos (AUPA), la organización agraria UPA-Madrid, y los tres Grupos de Acción Local de la Comunidad Madrid, en el marco de un grupo operativo del Programa de Desarrollo Rural regional.

El objetivo es explorar un giro en la formación agraria, centrado en el acceso a la tierra, con un enfoque agroecológico compartiendo conocimientos y experiencias. Ensayar el emprendimiento agroecológico, integrando producción y comercialización para concretar iniciativas agroecológicas viables que permitan el asentamiento en zonas rurales.

En 2019 realizamos un “aula de salida rural” con personas de Madrid, y constatamos que las ciudades expulsan población por diferentes motivos, pero principalmente por la baja calidad de vida y del trabajo. Seguro que después de estos días de cuarentena, y de ver el paisaje desde ventanas y terrazas, las motivaciones para el cambio de vida se están reforzando, tanto por el acceso a otras condiciones de vivienda, como por la preocupación y ocupación en tener una mayor autoabastecimiento y soberanía alimentaria. Ahora bien, para que realmente deje de ser un plan B, y se convierta en una opción real es preciso ofrecer “comunidades de acogida” que faciliten la llegada y asentamiento, pero sin duda que las iniciativas agroecológicas que surjan sean viables económica y familiarmente.

ItÍNERA plantea que un periodo de formación muy práctica de 6 a 9 meses, con margen de autonomía y emprendimiento personal, como una oportunidad para que personas con vocación agroecológica puedan asentarse en tierras disponibles en algunos de los municipios de acogida.

Para las personas interesadas en participar en la escuela ITINERA es conveniente tener conocimientos de biología o agronomía mínimos, y una vocación clara de vivir en el mundo rural y emprender en “agroecológico”. La escuela ofrece formación y prácticas en las producciones, cultivos o ganadería sobre las mismas tierras que se ponen a disposición de las personas participantes. La escuela se basa en un método pedagógico libre y flexible, en la que los propios participantes van definiendo su itinerario formativo según necesidades y expectativas, siempre dentro del marco lógico de la agroecología, a través de seminarios y aulas con expertos en cada materia.

La escuela va cambiando de municipio cada año y edición, y busca repoblar y aumentar la población activa agraria en el medio rural, y respecto al mundo urbano de salida, aumentar la oferta de alimentos agroecológicos y de proximidad que demandan los nuevos perfiles de consumidores.

En la primera edición en 2019 la escuela ITINERA se ha desarrollado en la localidad de Villamanrique de Tajo, centrándonos en la horticultura biointensiva. Han pasado por la escuela 6 personas con intención de emprender, y otras 30 de observadoras.  Tras la experiencia, se ha asentado una emprendedora con su proyecto “la huertilla del Tajo” con su familia, que han adquirido vivienda y han alquilado tierra para producir hortalizas agroecológicas para venta directa en Madrid.

En 2020 y 2021 está previsto lanzar dos ediciones más de esta escuela piloto. Tras una selección entre 8 municipios y comunidades de acogida rural se han seleccionado dos: Una en el municipio de El Boalo, centrada en la formación en ganadería de caprino, con el famoso rebaño municipal de cabras, y en la que se podrá investigar técnicas de agrocompostaje, que comenzaría en julio de 2020. Y otra en Redueña centrada en la producción tradicional mixta de cereal-legumbres y ganado en secano, que está previsto comenzará en octubre 2020.

Se ofrecen unas 500 horas de formación práctica, según el proyecto, con profesionales en los cultivos o ganaderías más adecuado en las tierras disponibles de cada la localidad. La formación se concentrará en 2-3 días a la semana; con una destacada dedicación a la práctica, la autonomía y la autosuficiencia para impulsar la capacidad emprendedora. Además, se visitarán otras experiencias de emprendimiento agroecológico de la Comunidad de Madrid, para inspirarse con el ejemplo y trazar lazos y redes de cooperación.

 

Webinar para conocer más sobre el proyecto

Si estáis interesados para participar en el próximo webinar que tendremos el miércoles 13 de mayo a las 18h, puedes escribirnos al proyecto

Ahora el reto…

estaría en aprovechar este momento y dinámica de “retorno a lo rural”, para diseñar y preparar en los Territorios Reserva Agroecológicos las condiciones para esta Nueva Ruralidad Agroecológica.

Nos tocará a las administraciones locales, y en especial a los municipios más amenazados por la despoblación, el seguir reclamando de los gobiernos regionales planes y recursos flexibles y adaptados para una formación distinta. Esperamos cosechar buenos resultados de la experiencia de la Escuela ItíNERA.

Compartir en:

0Shares
0 0 0