El interés y la apuesta por desarrollar experiencias en el ámbito de la agroecología y la conservación del medio ambiente en territorios rurales, como estrategia de desarrollo local, ha unido a cuatro entidades locales de Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha y Cantabria para emprender un proyecto común, sobre la sostenibilidad del medio rural, denominado TERRITORIOS RESERVA: Dinamización y Custodia de Iniciativas Agroecológicas.
Al amparo de esta iniciativa, los representantes políticos de los municipios de Redueña, Carcaboso, Campillo de la Jara y Mancomunidad de Municipios Sostenibles de Cantabria han constituido, el pasado 13 de octubre en el Ayuntamiento de Redueña, la Red Municipal de Territorios Reserva con el objeto de promover iniciativas de usos sostenibles agrícolas, ganaderos o forestales y conservar razas y variedades autóctonas en terrenos rústicos públicos y/o privados de sus municipios.
Entre las finalidades marcadas por los miembros fundadores de la Red están las de: ayudar a ampliar la Red de Municipios TR, divulgando sus objetivos y contenidos a otros territorios rurales y/o periurbanos interesados, con inquietudes relativas al fomento de la actividad agroecológica, la recuperación de pequeñas iniciativas agrarias y ganaderas locales para el autoconsumo y el incremento del nivel cultural agrario de la población joven. Ensayar modelos de sostenibilidad avanzada promoviendo una bolsa de suelo y de emprendedores sociales generadores de pequeñas iniciativas agroecológicas. Y buscar posibles fuentes de financiación con el fin de proyectar más ampliamente los objetivos establecidos.
Con la constitución de la Red de Municipios Territorios Reserva, se crearon un Comité de Pilotaje del Proyecto Territorios Reserva formado por un representante de cada Entidad Local, cuyas funciones son el seguimiento y evaluación del proyecto y un Comité Técnico, formado por personal cualificado de cada Entidad Local cuya misión es el desarrollo y dinamización de cada una de las actividades programadas.

Bajo los mimbres del trabajo en red y la apuesta por la sostenibilidad del medio rural, estos territorios toman la decisión de: activar políticas agrarias locales, poniendo en valor la “cultura agraria” y la “soberanía alimentaria”, generar oportunidades y servicios innovadores de bajo coste para los ciudadanos y la Administración, y aprovechar recursos (suelo, residuos orgánicos y variedades agrarias y ganaderas) y conocimientos (agroecológicos o tradicionales) infrautilizados.

Compartir en:

0Shares
0 0