Mutxamel

Mirando al Mediterráneo se sitúa Mutxamel, un municipio enclavado en el corazón de la llamada huerta de Alicante. Sus condiciones climáticas excepcionales han sido un reclamo histórico no solo para aquellos que buscan suaves inviernos, también para un idóneo aprovechamiento agrícola. Mutxamel es cultura y tradición en los sistemas de regadío, sus complejas redes de distribución y regulación del agua han permitido desarrollar ya desde la baja edad media una fructífera huerta con productos que poseen gran fama.

Situado en los límites del área metropolitana de Alicante, sus más de 24.000 habitantes disfrutan de unas condiciones naturales singulares, de unas buenas conexiones con toda la provincia y de la riqueza que ofrecen las bondades del Mediterráneo.

Mutxamel forma parte del paisaje cultural de la huerta de Alicante y aunque desgraciadamente, la degradación de una parte muy significativa de su ámbito pone en cuestión la pervivencia de los valores que permitirían adjudicarle esta calificación. Las referencias y la planimetría históricas permiten asegurar que, al igual que el resto de huertas litorales, la de Alicante conformó un paisaje cultural singular de gran valor.

 Hort 2014 (1)Ha llegado hasta nuestros días, posee valor en sí mismo. Aunque ciertamente esa unidad paisajística, ese paisaje único, cohesionado y coherente que se extendía desde Mutxamel hasta la playa ya no existe, también es verdad que determinadas zonas de la huerta que hoy se encuentran en desuso siguen manteniendo latente gran parte de los valores, constituyen áreas de dimensiones importantes que en sí mismas poseen calidades suficientes para considerar su preservación.

Mutxamel conserva muy vigente la estructura agraria original, que es perfectamente legible en su parcelación, en los caminos que lo recorren, en los vestigios del sistema de riego y en la vegetación. La zona en torno al centro urbano de Mutxamel es la mejor conservada y en la única que persiste alguna actividad agraria de toda la huerta de Alicante. Todas éstas son zonas de considerable valor paisajístico donde los valores patrimoniales y culturales, a pesar de su abandono, siguen estando muy presentes.

¿Qué futuro proponer para el territorio que históricamente se ha conocido como la huerta de Alicante?

Su futuro sólo puede pasar por la preservación de aquellos elementos con valores patrimoniales, que han llegado hasta hoy y la puesta en valor de los mismos.

La cuestión realmente importante no está en qué hacer sino en cómo hacerlo. Aquí es donde cobra especial importancia la combinación de los dos elementos, patrimonio y paisaje.

En los ámbitos hoy abandonados y sin uso concreto se ha planteado promover una actividad agraria más urbana que, aun no siendo la propia del lugar, podría resultar una buena adaptación de este territorio a las nuevas necesidades. No se trata de forzar la implantación de usos que no tengan demanda social y abocar estos suelos a un nuevo abandono, sino de saber encontrar una opción viable que además preserve los valores tradicionales e históricos.

Peñacerrada

Foto: Jardines del Palacio de Peñacerrada (BIC), entorno en el que se ubica el huerto formativo y los minihuertos sostenibles, en el marco de un convenio de colaboración entre los propietarios del terreno y el ayuntamiento de Mutxamel.

Desde hace ya unos años se realizan distintos proyectos que forman parte de un conjunto por la defensa y la recuperación del paisaje y patrimonio de la huerta.

  • Curso formativo Huerto Municipal Sostenible de Mutxamel: El curso está dirigido a todas aquellas personas que estén interesadas en la agricultura sostenible y consta de sesiones tanto teóricas como prácticas en las que se aprenden aspectos como las características del huerto, las principales variedades cultivadas en el municipio, prácticas culturales respetuosas con el medio, etc. Formar es el primer paso no solo para recuperar la huerta, también es fundamental para la creación de aquellos agentes encargados de trabajarla.

 “Darlo a conocer y exponer sus virtudes con el grado que en justicia le corresponde”

2015.07 (2)b

Foto: huerto formativo

sesion formativa

Foto: sesión formativa

  • Mini Huertos Municipales: en apenas 2 años de funcionamiento ha sido un éxito de afluencia. Aquí se aplican in situ los conocimientos aprendidos y los tradicionales, se experimenta con las necesidades y los requerimientos de la agricultura.
IMG-20150504-WA0001

Foto: usuario del minihuerto municipal recogiendo la cosecha

  • Visitas al patrimonio arquitectónico relacionado con la huerta. Los grandes azudes del río, las acequias, albercas, casas, fincas, torres de la huerta e incluso los palacios y sus jardines surgidos por la riqueza que la huerta ofrecía.
PB030001

Foto: Azud de San Juan

  • Mercados ecológicos para productores locales: en el cual se dan salida los productos obtenidos, se fomenta el consumo de los productos de la huerta y todos los beneficios que ello conlleva, además los vendedores conocen las demandas del actual mercado y se reducen los costes al ser productos de km 0.
Hort 2014 (4)

Foto: puesto en el mercado, por el que se dan a conocer los frutos del trabajo en el huerto municipal

  • Consejo Agrario: canalizar la participación de los agricultores y demás ciudadanos relacionados con el sector agrario, y de las organizaciones agrarias de trabajadores y de profesionales agrarios, asesoramiento, evaluar y proponer medidas de actuación.

Se impone la necesidad de remitir todo este patrimonio al sustrato geográfico, físico y ambiental que lo contiene, máxime cuando gran parte del mismo tiene su origen en las infraestructuras de riego que no se pueden comprender si no es en relación directa con el territorio. El valor que la huerta tenía como paisaje cultural en gran medida se ha perdido, pero esto no significa que los restos que perviven carezcan de interés. Bien al contrario, el patrimonio existente sólo puede ser conservado revalorizando el paisaje en el que se localiza, a pesar de que gran parte ya ha sucumbido a la presión urbanística. Existen amplias zonas sin urbanizar actualmente abandonadas. Cabe la consideración de convertirlos en espacios libres, parques o incluso, por qué no, huertas urbanas. Existe la intención de promover una amplia batería de proyectos que persigan obtener los objetivos expuestos. Un banco de tierras, un mercado e instituto de sostenibilidad, sumideros de carbono, etc.

Mutxamel representa en nuestra región la tradición agraria de los paisajes del agua que componen los regadíos tradicionales de las llanuras mediterráneas; en esta medida su importancia trasciende lo meramente local para enmarcarse en una escala mayor representada por la cultura agraria mediterránea.

Galería fotográfica: fotos del huerto de formación y de los minihuertos situados en los jardines del Palacio de Peñacerrada.

20140702_135454 DSC_0159 b

 huerto 1 huerto 2 huerto 3 huerto 4

 

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Google Plus
  • Add to favorites
  • Email
  • Print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>